Con nuestra experiencia como clínica de osteopatía en Barcelona somos conscientes de que la osteopatía pediátrica es la rama de la salud que, entendiendo el cuerpo como un todo, trata diversas afecciones que pueden provocar alteraciones en el funcionamiento normal del mismo. Se basa en el uso de técnicas manuales para conseguir restablecer el correcto funcionamiento del organismo de una forma natural y efectiva. Cuando este tipo de técnicas se aplican de la forma apropiada, ajustando la presión y los movimientos a las necesidades del cuerpo de los bebés se denomina osteopatía pediátrica Este tipo de tratamientos aplicados a los bebés pueden ser un complemento muy beneficioso a la medicina tradicional en el tratamiento de diversos trastornos propios en los niños.

Entre los beneficios que esta la osteopatía pediátrica  aportar se pueden nombrar:

Ayuda a solucionar posibles problemas que pueden producirse tras el parto. Durante el parto, ya sea natural o por cesárea, los hombros y la cabeza del bebé sufren debido a que es la parte más grande de su cuerpo que debe salir por el canal del parto. Al nacer los huesos del cráneo se encuentran montados unos sobre otro que gracias a la presión que el primer llanto del bebé proporciona se colocan en su sitio por sí mismos. En el caso de que se produzca alguna alteración en este momento tan decisivo de la vida de cualquier recién nacido pueden aparecer trastornos como son lesiones en la cabeza, tortícolis congénita, obstrucción del conducto lagrimal, cólicos, etc. Siempre que no exista ninguna condición específica para estos problemas todos pueden tratarse con un tratamiento de osteopatía pediátrica.
Resulta de mucha ayuda para el tratamiento de problemas del aparato digestivo del bebé. Por ejemplo, en el caso del tratamiento del reflujo gastroesofágico el osteópata puede ser de gran ayuda ya que mediante técnicas manuales apropiadas puede comprobar si el agujero a nivel occipital está abierto y en caso contrario realiza las manipulaciones oportunas para poder aliviar el dolor. Otro ejemplo lo constituye el tratamiento de trastornos del aparato digestivo mediante masajes estomacales o intestinales.
Los tratamientos de los cólicos de los niños, una de las afecciones más comunes en los bebés, se basan en el tratamiento en el cráneo o en el intestino, liberando las tensiones de las membranas que envuelven el sistema nervioso del recién nacido.

La osteopatía pediátrica es una manera muy efectiva de conseguir aliviar diversas patologías en los recién nacidos y los niños, mediante el uso de técnicas manuales que permiten liberar las tensiones que provocan esas afecciones, restableciendo el funcionamiento normal del organismo.

Si tienes alguna duda sobre osteopatía pediátrica, no lo dudes más contacta con nosotros