Desde mi clinica osteopatica Barcelona observo como hoy en día muchas personas prefieren tratar sus dolencias con profesionales que apliquen tratamientos menos invasivos. La osteopatía y la fisioterapia son dos estilos de medicina manual que suelen tratar algunas dolencias de manera manual sin la necesidad de ser métodos invasivos. Sin embargo, no deben de ser confundidas entre sí, ya que cada una ofrece distintos beneficios y están basadas en diferentes conceptos de medicina terapéutica.

La osteopatía ve el cuerpo humano como un mecanismo que funciona en conjunto, en el cual diversos sistemas guardan relación entre sí. En tal sentido, debido a la sinergia que estos manifiestan durante su funcionamiento, cualquier daño o afección en un sistema puede llegar a perjudicar otro sistema. La osteopatía se encarga de diagnosticar y tratar la raíz del problema, siendo una de las mejores opciones para dar solución definitiva a una dolencia.

La fisioterapia actúa de una manera muy distinta, además, trata en su mayoría solo problemas asociados con la movilidad de las personas. La fisioterapia procura restaurar las funciones cinéticas del cuerpo luego de haber sufrido una lesión, esto mediante ejercicios, masajes y el uso de agentes naturales. Los agentes naturales más usados en este tipo de terapia son luz, calor, frío, electricidad de baja intensidad y agua.

¿Por qué decantarse por la osteopatía?

Solucionar la causa del problema: la osteopatía busca diagnosticar y brindar ayuda para solventar los factores que inciten a la aparición de alguna dolencia o afección. Es común ver diversas afecciones que se originan a partir de otro problema en otro sistema muy distinto al que se presenta la afección. Incluso en muchas oportunidades sin la necesidad de presentar otros síntomas significativos. Por ejemplo, es común que problemas en el sistema digestivo puedan ocasionar afecciones en el sistema nervioso sin existir síntoma alguno de gastritis o mala digestión.
Los tratamientos osteopáticos no son invasivos: este tratamiento respeta totalmente la integridad de tu cuerpo. Con su lema “encuentra la lesión, corrígela y deja a la naturaleza hacer” deja muy claro su intención de fomentar la autocuración del cuerpo mediante terapias no invasivas.
Libre de efectos secundarios: estos tratamientos se caracterizan por ser totalmente naturales y no utilizar medicamentos. La osteopatía estimula el buen funcionamiento de los procesos biológicos del organismo creando un ambiente propicio para la autocuración. Al no utilizar agentes ni terapias que bloqueen los procesos fisiológicos del organismo como inflamación o dolor, la osteopatía no representa una causa para la aparición de efectos secundarios. Los tratamientos de la clínica osteopática Barcelona solo dejan fluir la inflamación y el dolor dando paso a la sanación natural del organismo.