Pasar muchas horas conduciendo puede tener graves consecuencias para la salud. Los transportistas, obligados a conducir largas distancias todos los días, son los principales afectados por una serie de lesiones derivadas de esta actividad.

Uno de los principales errores que los transportistas cometen es adoptar posturas inadecuadas.

Si se inicia esta peligrosa costumbre, el cuerpo acaba adoptando dicha postura y como consecuencia de ello se producen una serie de microlesiones que en principio parecen no tener importancia, pero con el tiempo y la acción repetida de la misma función y la misma postura incorrecta llegan a convertirse en un problema serio de salud que puede llegar a provocar incapacidad temporal o crónica.

Las articulaciones son la parte del cuerpo más afectada en el grupo laboral de los transportistas.

Esto es debido a que durante su jornada laboral suelen experimentar sobrecargas por esfuerzo o vibración.

Estas vibraciones o sobrecargas pueden provocar la aparición de mareos, vómitos, molestias de oído, hernias discales, pinzamiento, trastorno de la visión e incluso lesiones músculo-esqueléticas que pueden llegar a alcanzar un nivel de gravedad importante.

De forma general, las principales lesiones musculo-esqueléticas son:

– Tendinitis, es una inflamación de un tendón debido a la tensión repetida en el mismo o las vibraciones.

– Tenosinovitis, se produce excesivo líquido sinovial que produce dolor como consecuencia de la aplicación de una fuerza repetida en la muñeca.

– Epicondilitis, se produce por el uso excesivo o desgaste en los tendones del codo. Puede aparecer debido a movimientos de impacto o sacudidas.

– Tendinitis del maguito de rotadores, se produce en el codo debido a mantener el mismo mucho tiempo en posición elevada

– Síndrome cervical por tensión, aparece en el músculo que eleva la escápula como consecuencia de mantener el cuello doblado hacia adelante

Para poder aliviar todos estos problemas resulta ideal la osteopatía, una práctica que mediante el uso del masaje y las manipulaciones físicas consigue mejoras en los tejidos musculares y los huesos.

Contar con un profesional de confianza como www.rubengonzalezosteopatia.es, osteópata en Barcelona, supone una ventaja muy importante para los transportistas, permitiéndoles corregir posiciones que acaben afectando a su salud y aliviando los síntomas derivados de estos trastornos.

De una forma efectiva, con la ayuda de tratamientos especificos, el osteópata conseguirá reducir la tensión acumulada en esos puntos más susceptibles del cuerpo, haciendo posible el desempeño de su trabajo de la mejor manera posible, sin molestias y cuidando su salud musculo-esquelética.

www.rubengonzalezosteopatia.es