La osteopatía es una medicina alternativa que pone especial atención en la estructura del paciente y los problemas mecánicos que pudieran derivarse. Los músculos, huesos, tejidos y articulaciones no solo forman parte del cuerpo, sino que también desempeñan un papel importante en el correcto mantenimiento de la salud del organismo.

Llegado el momento, y según sus necesidades, los usuarios pueden encontrar centros de osteopatia Barcelona donde dejarse asesorar por profesionales cualificados con amplios conocimientos del cuerpo humano, tanto a nivel fisiológico como anatómico.

Se podría afirmar que existen ocho fundamentos básicos en la osteopatía, a tener en cuenta en la comunidad osteopática internacional. Estos principios no son vistos por los profesionales como leyes estrictas, simplemente son una guía para poder tratar al paciente con mayor efectividad.

El Holismo, una metodología que considera que cualquier tipo de sistema debe visualizarse en su conjunto. Por lo tanto, en lo referente al cuerpo humano, se entiende que éste funciona como una unidad y no como un grupo de órganos.

La relación forma-función, que implica que la disposición de un órgano influye en su función y, del mismo modo, su función influye en la estructura del órgano.

La Homeostasis, que explica cómo los organismos son capaces de autorregularse por sí mismos para obtener un equilibrio corporal. Ejemplos de esta regulación se dan en la temperatura corporal o en la acidez.

La autocuración. El cuerpo humano siempre busca la reparación o la cura aunque esté afectado por una enfermedad.

Las acciones o fuerzas externas influyen y modifican las funciones internas del cuerpo humano.

La circulación de los fluidos. La osteopatía ayuda a que los fluidos del cuerpo circulen correctamente por él. Una correcta circulación arterial, linfática, venosa, sinovial o nerviosa implica una mayor defensa de los tejidos y un correcto mantenimiento de la salud.

La inervación, con la que el sistema nervioso controla los órganos del cuerpo y los fluidos corporales, para así alcanzar un mayor equilibrio.

Los componentes somáticos. Todas las enfermedades que sufren las personas se manifiestan de manera externa como síntoma somático. Algunas de ellas experimentan síntomas casi inexplicables desde un punto de vista médico, hecho que lleva a considerarlas como enfermedad física, aunque realmente radican en un problema psicológico.

Dependiendo de la parte del cuerpo que se encuentre afectada, la osteopatía se divide en craneal, estructural o visceral.

Para cualquier duda, siempre puede consultranos somos sus especialistas en osteopatia Barcelona.